miércoles, 26 de marzo de 2014

encerrado

Hola. Es un día gris. Porque está gris y porque está gris acá adentro.

Como cuando algo te importa tanto que no se si doler, pero te hace sentir raro.

Así. Así porque me gustaría que algunas cosas se den de otra forma. Así porque hoy el positivismo no va.
No me es indiferente, no me es indiferente el hecho de que alguien que me importa piense cualquier cosa de mí o que suponga cosas que pienso que no digo. Si no las digo no las pienso, porque si las pensara al menos si no fuese con palabras te las haría saber de otra forma, no me sale disimular.
No me sale entender que a veces no todos quieren entender.
También me genera odio la distancia entre la gente, la distancia por malentendidos sobre todo, ¿tanto cuesta poner los huevos en la mesa y aclarar todo? ¿tanto orgullo propio?
Se pierden miles de cosas. Se pierde la gente. 
Pasa el tiempo y puede que las cosas se arreglen y las aparentes diferencias se limen pero detrás de un "todo bien" hay dos personas diferentes.
El tiempo, ayude o no, toma decisiones que a veces no nos animamos a tomar.